El sueño es un proceso restaurador tanto fisiológico como psicológico, es un factor determinante en el estado de salud y forma parte esencial del ciclo humano. Un gran porcentaje de la población mundial ha confirmado haber tenido trastornos del sueño en algún momento de su vida.

Laser Therapy aplica la terapia para el insomnio cuando el paciente no puede adquirir el normal hábito de dormir durante varias horas. Puede tratarse en casos poco graves en los que la persona no puede dormirse al principio y luego logra conciliar el sueño, hasta casos más pronunciados en donde la persona no puede dormir en toda la noche.

La etiología del insomnio es variada, pudiéndose producir por varios tipos de disfunciones diferentes.

Podemos clasificarlo en:

Duración

-Agudo o transitorio. Dura 2-3 días y a continuación desaparece. Suele aparecer relacionado con situaciones estresantes no habituales como exámenes, viajes o trabajo. No se recomienda tratamiento.

-De corta duración. Dura un máximo de 4 semanas y se relaciona con situaciones estresantes de mayor duración o gravedad, problemas familiares, económicos, laborales, etc.

-Crónico o de larga duración. Dura más de 3 semanas o un mes. Sus causas son múltiples y muchas veces no están claras. Para muchos se trataría del verdadero insomnio.

Intensidad

-Leve o ligero. Se presenta casi cada noche, pero se asocia con un deterioro mínimo de la calidad de vida.

-Moderado. Se sufre cada noche. Se relaciona con un deterioro moderado de la calidad de vida y se observan síntomas asociados como irritabilidad, ansiedad, fatiga, etc.

-Grave. Igual que el anterior, tiene lugar cada noche y se relaciona con un deterioro moderado de la calidad de vida, pero en este caso los síntomas asociados se presentan con una intensidad mayor.

Presentación

-De conciliación. Cuando se tarda más de 30 min en conciliar el sueño.

-De mantenimiento. Cuando el sueño se ve interrumpido durante la noche y hay dificultad para volver a conciliarlo.

-De despertar precoz. El individuo se despierta antes de lo normal. Es el más frecuente en ancianos y en pacientes con depresión.

Puede estar acompañado por síntomas como irritabilidad, ansiedad, memoria escasa, palpitaciones, transpiración nocturna, etc.

Esto impide la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.

La terapia láser para el insomnio que aplica Laser Therapy , actúa de forma equilibradora tratando los diferentes puntos específicos, estimulándolos para obtener óptimos resultados.